Actores vs. guitarristas reales: La guitarra en el cine

En el séptimo arte todo es posible amigos. Puedes volar, puedes destrozar una ciudad, puedes viajar en el tiempo y además puedes tocar la guitarra como si fueras el mejor guitarrista del mundo. Guitarristas de aire épico, imbatibles e inhumanos. Dioses de la guitarra sin más.

En este post hablaremos de aquellos actores que fingen tocar la guitarra pero nunca llegaron a tocarla, y de aquellos guitarristas no tan conocidos que prestaron su talento en escenas donde la guitarra predomina. Un homenaje a los músicos que están detrás de las cámaras y una lista que nos recuerda a guitarristas y compositores que hacen que películas como estas sean memorables.

El niño de Karate Kid toca Paganini mejor que Paganini  (Ralph Macchio en Crossroads, 1986)

En este film, también conocida como Cruce de Caminos, Eugene Marton siente una tremenda fascinación por el blues y por la vida de Robert Johnson. A su vez, se dedica a tocar la guitarra clásica. El también conocido como niño de Karate Kid practica la guitarra en su habitación con una destreza impecable y sin fallo alguno, salvo el típico de todas las películas: Aquel en el que lo que se ve tocar no concuerda con lo que suena. Dicho lo dicho, lamento decepcionar a aquellos que creían que Ralph Macchio tenía una gran habilidad para tocar la guitarra a parte de saber dar patadas. El verdadero guitarrista, aquel que grabó la pista de audio para que Macchio se llevara los verdaderos aplausos fue William Kanengiser, reconocido guitarrista ganador de un Grammy y fundador del celebérrimo grupo Los Angeles Guitar QuartetUn auténtico maestro, muy recomendado.

Antonio Virtuoso Banderas en el Mexicano (Antonio Banderas en El Mexicano, 2003)

Una popular canción tradicional mexicana escrita por Elpidio Ramírez, Roque Ramírez y Pedro Galindo que interpreta aquí el amigo Antonio. Sus acordes han sonado también en películas como Kill Bill Vol.2 versión de Chingón y además la cantó el eterno Joselito junto con Antonio Aguilar mientras iban a caballo con sombreros. La canción habla de un hombre enamorado de malagueña y describé  lo bella que es en vano, ya que su amor no es correspondido. Antonio Banderas casualmente también es malagueño, y es una lástima que no haya alguien que le diga lo bien que toca la guitarra o lo bien que interpreta.

Sólo conocemos los compositores y muy a nuestro pesar, no sabemos quién grabó las guitarras para esta película en concreto, ni siquiera IMDb.

De viajes en el tiempo, Chuck Berry y el tapping made in Van Halen (Michael J. Fox en Regreso al Futuro, 1985)

¿Quién no ha visto alguna vez en su vida esta escena? Marty McFly haciendo de las suyas con un tema de Chuck Berry y ya hacia el final metiéndose en terreno Van Halen y dejando al público de 1955 con la boca abierta. Escena épica y graciosa donde las haya con una historia curiosa: Michael J. Fox a pesar de saber tocar la guitarra recibió unos consejos sobre cómo moverse y cómo parecer más natural con el instrumento. Para ello, Bones Howe, el encargado de toda la parafernalia musical, contrató a un guitarrista llamado Paul Hanson. Por otra parte,  el verdadero guitarrista que interpreta el tema y el solo anacrónico es Tim May, guitarrista del cual no sabemos absolutamente nada. En los créditos aparece su nombre, pero sólo al final en los agradecimientos.

¿¡Donde estás Tim!? ¡Quien sepa algo que lo diga!

Niño prodigio que toca como Andy Mckee y ni se despeina ( Freddie Highmore en El Triunfo de un Sueño, 2007)

No me gustan los spoilers y no comentaré quiénes son estos dos personajes que salen tocando, pero para quien haya visto la película estará de acuerdo en que es un cuento de hadas lo que le pasa a este joven. Mientras el verdadero guitarrista que grabó la guitarra en el estudio se pasó una semana entera practicando el tremendo solo, además de sufrir las consecuencias: un dolor de muñecas y una tendinitis severa, este niño se deleita como si no hubiera mañana. Lo hace más fácil que una persona que se ata los cordones con una mano. ¡Un máquina!

-Bueno, ¿Pero, quién toco esa guitarra?

La pieza que suena se titula Dueling guitars y fue compuesta e interpretada por Heitor Pereira y por Doug Smith. Lo más curioso es que Highmore dice en una entrevista para The Cinema Source lo siguiente: “Aprendí a tocar la guitarra para la película y aprendí a llevar una orquesta y a tocar el órgano para esa escena. Seis meses antes empecé a prepararme, porque quería ser capaz de tocar las canciones para que me pudieran utilizar todo el rato. Suponemos que se refería a que aprendió a interpretar a un guitarrista.

El duelo de banjo y guitarra más famoso del cine  (Ronny Cox y Billy Redden en Deliverance, 1972)

Esta quizás sea la escena más bonita de la lista. Y además, es la más famosa de esta película considerada como una de las 1000 mejores de todos los tiempos según el New York Times. La pieza se titula Dueling Banjos y fue compuesta en 1955 por Arthur Smith, un respetado músico de country que domina el violín la guitarra y el banjo y con 92 años además.  El duelo fue grabado con un tal Don Reno, músico de blue grass y hombre habilidoso con el banjo. Pero ahí no queda la cosa, concretamente la grabación de audio del film, interpretada (como actores) en la película por Ronny Cox y Billy Redden fue grabada por  Eric Weissberg, otro músico country que llegó a tocar como músico de sesión para Bob Dylan, Talking Heads y otros muchos artistas. De Steve Mandel, el guitarrista de la grabación no sabemos nada. Lo que sí sabemos es que ambos, al igual que la productora, acabaron metidos en un problema legal por no haber pedido permiso a el compositor original de la pieza.

El blues y el mástil ( Salma Hayek y David Arquette ,Roadracers, 1994)

Erotismo musical en estado puro. Robert Rodríguez, el mismo del Mexicano, director favorito de Tarantino, dirigió esta película, en español llamada El Indomable, de ahí que la Malagueña Seriosa, la versión interpretada por Chingón (la banda de Rodríguez), también salga en Kill Bill ¡Aja!

Cabe destacar que este film  no apareció en la gran pantalla, no obstante es digna de ser mencionada ya que el riff de guitarra es tremendo. La banda sonora es de Johnny Reno (miembro de la misma banda de Robert Rodríguez) y Paul Boll. Ahora bien, ¿quién toca ese riff? ¡Nadie! ¿y por qué? Pues porque nadie podría tocar algo así con Salma Hayek al lado. Es un blues, sí, pero no sabemos con certeza quién lo grabó, probablemente alguien de Chingón. Lo único que nos queda claro es que al menos entendemos la relación entre un mástil de la guitarra y el miembro viril.

Comentarios
  1. Castor 4 años ago
    • guitarrasinlimites 4 años ago
    • Garridineante 3 años ago
  2. MAR 4 años ago
  3. Greg Lavandera 3 años ago
  4. Jordi Gonzalez 3 años ago

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *