Cuál es el mejor momento del día para tocar la guitarra

Muchas veces no encontramos el tiempo suficiente para tocar la guitarra. Ya sea porque tenemos una vida muy ocupada o porque no tenemos un momento solo para nosotros. Quizás porque tengamos hijos que requieran toda nuestra atención o unos padres a los cuales no les gusta que toquemos la guitarra, etc. En este post hablaremos de cúal es el mejor momento del día para tocar la guitarra.

A menudo también nos preguntamos cuántas horas al día debemos tocar la guitarra y la verdad es que da igual las horas que toques mientras seas constante. Como si son 5 minutos al día. Pero otra pregunta importante que nos debemos hacer es “¿cuando tocar la guitarra?” “¿A qué hora debo tocar la guitarra”. 

En mi caso por ejemplo, suelo tocar la guitarra algún rato por la mañana. De hecho toco la guitarra una hora todas las mañana, concretamente de 8:30 a 9:30. Después, al medio día, antes de irme a trabajar a la academia también toco a las 14 o 15 horas. Depende del día.  Los fines de semana también practico pero soy más flexible al igual que en vacaciones.

Por lo tanto, cada uno ha de tener su momento del día para tocar  la guitarra e ir adaptando el horario que uno tiene a las circunstancias propias. Te pongo otro ejemplo:

Cuando iba al conservatorio y estaba estudiando mi carrera de Filología Inglesa las mañanas las dedicaba a ir a la universidad, las tardes al ir al conservatorio y las tardes/noches a tocar la guitarra y a estudiar o hacer trabajos. Era totalmente agotador y solía irme a la cama a la 1 o 2 de la madrugada. Obviamente algunos de nosotros trabajamos y como he dicho antes, tenemos hijos y familia que atender. No obstante, tampoco nos podemos poner excusas para no hacer algo que nos gusta.

Busca el momento del día en el que más despierto te sientas

Yo por ejemplo después de comer soy poco productivo. Tengo ganas de dormir y de no hacer nada pero tengo que tocar la guitarra porque no tengo otra hora del día. En general hay que evitar las horas poco productivas, aquellas que tú creas que no sacarás provecho de ellas, pero si no hay más remedio, como es mi caso hay que seguir adelante sin pensárselo demasiado. Por ello también, yo por las mañanas toco, en primer lugar, porque tengo tiempo para ello y porque me siento bien después de haberme duchado y después de haberme tomado una buena taza de café.

Busca la motivación primero. Luego encontrarás el momento.

Seguro que alguna vez te habrá pasado que estás tan motivado en algo que no encuentras obstáculo alguno y quieres conseguir tu objetivo a toda costa. Te pongo ejemplos:

  • Obtener el carné de conducir  para poder ir a la universidad o para salir de noche con los amigos. Qué implica esto: estudiar para el examen teórico, estar atento en las clases prácticas.
  • Obtener un certificado para poder ejercer tu trabajo. Hay gente que a veces necesita hacer un curso para ascender de puesto o para poder mantener en el mismo. ¿Tú estarías dispuesto a perder tu trabajo por no hacerlo o buscarías el momento para hacer todo lo necesario?
  • Sentarte con tu hij@ a ayudarle a hacer los deberes. Es algo que te importa, quieres que tu hijos cumplan sus objetivos y sacarás tiempo para ello.
  • Aprender a tocar la guitarra porque

Este último sólo lo sabes tú pero aquí unos ejemplos:

  • Quiero aprender a tocar la guitarra porque quiero tocar las canciones de mis grupos favoritos
  • Quiero aprender a tocar la guitarra porque mis amigos tocan y quiero montarme un grupo con ellos.
  • Quiero aprender a tocar la guitarra porque quiero tocar canciones con la gente de mi parroquia
  • Quiero aprender a tocar la guitarra porque quiero ser un guitarrista famoso
  • Quiero aprender a tocar la guitarra porque quiero impresionar a una chica

Lo que sea, piénsalo, pero encuentra la motivación.

Te he puesto ejemplos de cosas que harías con mayor o menor sacrificio y que requieren algo de esfuerzo. Es decir, sacar tiempo para algo que nos puede dar pereza pero que lo haremos igualmente.

Cuando sí tenemos tiempo para lo que nos gusta

Ver la televisión, salir con los amigos, hacer el amor, dormir, jugar a la playstation, cotillear las fotos del facebook, leer algún libro, ir al parque, beberte una copa de vino en el balcón, etc. Lo que tenemos que hacer es conseguir convertir aquello que vemos como una obligación en algo que nos gusta. En nuestro caso tocar la guitarra.

Por eso, reflexiona y encuentra la motivación para convertir tu hobbie en algo apasionante. Es entonces cuando encontrarás un momento adaptado a tus circunstancias para tocar la guitarra.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *