Cómo componer canciones. 5 consejos prácticos para aplicarlos ahora.

¿Cómo funciona una buena canción, ya sea de pop, de heavy metal o de rock?  Una canción tiene una estructura y una serie de patrones que se repiten constantemente. Aquí verás 5 consejos a seguir si quieres saber cómo componer canciones.

Tomemos como ejemplo la progresión de acordes Re la si sol. Esta progresión de I, V, vi y IV ha sido tocada de manera constante en todos los géneros musicales sin excepción. Veámoslo en el siguiente vídeo:

Entonces, antes de pasar a los 5 aspectos para componer una canción tienes que elegir una progresión de acordes. Eso es lo primero que tienes que hacer.

Una progresión de acordes es básicamente varios acordes que van seguidos uno detrás de otro con un ritmo que se repite. A esa progresión se le añade una melodía y una letra que se toca o canta por encima y así tienes una canción.

Ten en cuenta que si quieres saber cómo componer una canción no hace falta ser original. La mayoría de progresiones de acordes ya se han tocado así que no intentes reinventar algo nuevo porque seguramente ya se haya hecho.

Si decides buscar algo distinto seguramente no le guste a mucha gente. Tienes que buscar algo que funcione. Como la progresión I V vi IV del vídeo.

¿Pero qué debemos hacer para que una canción con una progresión que hayamos escogido no suene igual a las demás? Aquí la respuesta:

 Cómo componer canciones: 5 aspectos básicos

 Cómo componer canciones: Piensa en la forma

 la forma de una pieza musical se refiere a la estructura de la canción. Por ejemplo:

estrofa

estribillo

estrofa

estribillo

puente

estribillo

Esta forma se utiliza en el 90% de las canciones de pop, rock y de muchísimos otros géneros.

La forma tiene que ser sencilla. Piensa en alguna canción que te guste mucho y analiza su forma. Verás cómo hay una estrofa y un estribillo definido. El estribillo suele repetirse varias veces durante una canción y la estrofa también pero con distinta letra.

Por otra parte, el puente es otro trozo de la canción que aporta variedad y le dice al oyente “oye, aquí va algo nuevo”.

Por lo tanto, tienes que encontrar un balance entre una estructura clara y repetitiva y algo no repetitivo para que el oyente no se canse:

  • Si compones una canción de una estrofa y esa estrofa tiene 20 líneas como si fuera un poema largo y no añades nada nuevo será aburrida. (MAL)
  • Si decides componer una canción y haces una estrofa, después un estribillo, después una variación del estribillo, después un solo de guitarra, después una estrofa a medias, una parte instrumental, después una instrumental, etc. El oyente no entenderá lo que estás intentando transmitir y también se aburrirá. (MAL)
  • Si tu canción empieza con una parte instrumental, un estribillo, una estrofa, después otro estribillo y haces que la canción tenga una estructura fácil de entender al oyente le gustará más. (BIEN)

En definitiva, sin la forma, la canción pierde sentido ¿y para qué queremos saber cómo componer una canción si no va a tener sentido?

¿Cómo saber si tiene sentido la forma?

Dile a una persona de confianza y sincera que te diga qué opina de la canción que has compuesto. Hay varias posibles respuestas de distintas personas.

  • “oh Juanito, me gusta tu canción”: El sincero, si de verdad le ha gustado te lo dirá.
  • “Oh Juanito, está bien”: El que te dice que está bien por no herir tus sentimientos.
  • “Oh Juanito, no me gusta”: El sincero otra vez. Quizás no sepa decirte qué es lo que no le gusta pero te lo dirá.
  • “Oh Juanito, tu canción apesta, dedícate a otra cosa”: El destructivo. Su comentario no aporta valor. Va directamente a atacar.

Cuando tengas una respuesta de alguien de confianza también es importante tu reacción. Si te dicen que la canción está bien analiza por qué está bien y sigue haciendo canciones con estructuras parecidas.

Si tu canción no gusta identifica qué es lo que no suena bien. Quizás es la melodía, la letra, la estructura, tal vez no cantas bien, etc. Pueden ser muchas cosas.

Finalmente, si el destructivo no te da una razón clara de por qué no le gusta, no le hagas caso, busca unas segunda opinión.

 Cómo componer canciones: La melodía

Una melodía de una canción ha de ser creativa y predecible a la vez. Lo primero asegúrate que nadie haya tocado antes lo que tu has tocado (puedes caer en la trampa del plagio) y lo segundo que tu canción sea memorable.

Después de eso, la melodía tiene que tener una estructura rítmica clara y con frases donde una conteste a otra con el mismo ritmo. Veamos un ejemplo de una buena melodía y una mala melodía:

 Cómo componer canciones: Ritmo/armonía

La armonía de una canción también tiene que estar estructurada de una manera correcta, un ritmo pegadizo es esencial y una armonía simple es muy importante. Cuando se intenta componer canciones no debemos añadir progresiones difíciles para alardear si la canción no la va a recordar nadie.

La progresión de la canción Despacito, por ejemplo, es sencilla y efectiva. Por eso la usan miles de autores y de grupos. Hasta grupos de rock:

 Cómo componer canciones: La letra

la letra ha de ser artística para llamar la atención del que escucha. Piensa en cosas universales para crear simpatía con tu oyentes, no hagas canciones demasiado elevadas pero tampoco demasiado simples. Escucha a los grandes cantautores e imita su forma, el imitar la forma no quiere decir plagio.

Ejemplo de temas universales (el oyente se siente identificado):

  • Mi amigo me traicionó
  • Mi novia me dejó
  • Mi padre falleció y lo echo de menos
  • Los políticos roban
  • Noche de borrachera
  • Pillé a mi novia con otro
  • No soy como los demás
  • Me siento solo
  • Estoy contento porque todo me sale bien
  • Las drogas
  • El trabajo y el duro día a día
  • llegó el fin de semana y voy a disfrutar
  • Tengo una amante
  • ¿Qué sentido tiene la vida?
  • Recuerdo mi infancia con cariño
  • Me hicieron daño cuando era pequeño
  • Una historia concreta pero entretenida

Ejemplo de temas que interesan a poca gente:

  • Me gusta jugar a la consola
  • La posición del sol y los astros
  • Me gusta Platón y adoro a Voltaire
  • Las Guerras Púnicas

si decides hablar de temas elevados cuanto más concretos mejor. Por ejemplo hablar de una mujer que perdió a su marido en la segunda guerra mundial. No hables de la invasión de Polonia por parte de los Nazis.

Por otra parte, si quieres saber cómo componer una canción que valga la pena y no sonar repetitivo, utiliza también un diccionario de sinónimos para que tu vocabulario sea más amplio. Un ejercicio que se recomienda también es cambiarle los verbos, los sustantivos, y adjetivos a una canción que te guste mucho y apropiarte de ella. Inténtalo.

 Cómo componer canciones: El gancho 

Esto es lo que llamamos el patrón rítmico o melódico que más se recuerda. Mira la siguiente lista:

no woman no cry- Bob Marley
Under the bridge -RHCP
Take on me – Aha
Let it be – The Beatles
Torn – Natalia Imbruglia

Estoy seguro que de que cuando piensas en alguna de estas canciones siempre hay algo que te viene a la mente que es único. Ese es el gancho, casi siempre el estribillo. Si no conoces alguna, búscala en youtube y comenta debajo aquello que la hace memorable.

En definitiva, cuando vayas a componer canciones haz que sean simples, porque lo que busca la gente es pasar un buen rato, algo que sea divertido de escuchar ¡No subestimes la simplicidad de una canción!

¡A componer!

14 Responses to “Cómo componer canciones. 5 consejos prácticos para aplicarlos ahora.”
  1. Juan Carlos Nieto 11 febrero, 2013
    • guitarrasinlimites 11 febrero, 2013
    • Juan López 11 enero, 2014
    • eduardo 3 febrero, 2014
      • Fiorella 5 octubre, 2017
  2. Juan Pablo Navarro Galicia 8 enero, 2014
  3. Oscar Boulanger 30 enero, 2014
  4. José 2 diciembre, 2014
    • Siegfried 9 octubre, 2015
  5. Aroz con patata 23 agosto, 2016
    • Noe, 24 septiembre, 2016
      • nagiza saori 10 marzo, 2018
  6. nagiza saori 10 marzo, 2018
  7. William Dahl 29 julio, 2018

Escribir una respuesta