Consejos para cambiar de acordes sin dificultades

¿Quieres aprender a cambiar de acordes sin tener dificultades? Aquí te enseño algunos consejos que puedes seguir para mejorar los cambios de manera fluida.

1- Acostumbrarse a las cuerdas

Uno de los primeros pasos para cambiar de acordes con fluidez sin desesperarse es acostumbrarse al tacto de las cuerdas. Empieza por tocar cosas sencillas, notas sueltas, pequeños ejercicios para que tus dedos se acostumbren a ese dolor que tenemos en las yemas y que luego desaparecen.

2- Tener una postura correcta en la mano izquierda

La postura es esencial cuando tocamos notas o acordes. Hay alumnos nuevos que a veces dicen “Yo sé tocar esta canción”- Toca la canción y luego dice “¡ay! es que no me sale muy bien”, entonces miro su mano izquierda y veo lo siguiente:

El dedo pulgar no está en su sitio, los dedos están mal situados, la muñeca no tiene su postura adecuada, los cambios de acordes los hace sin tener un atajo y muchas más cosas. Por eso es importante que vigiles tu postura.

3-¿Hay algún dedo que no se mueva?

¿Sabías que entre el acorde de SOL y el acorde de MI menor hay un dedo que no se mueve? ¿ y cuando cambias de Mi menor a DO?

Estas son cosas que tienes que comenzar a notar ya que si queremos cambiar de acordes será mucho más fácil si lo tenemos en cuenta. En esta progresión de acordes te lo explico.

4-Utiliza el dedo guía

Si no hay un dedo que usemos en común cuando cambiemos de acordes, al igual que en el punto 3, podemos mirar si con el dedo guía podemos desplazarnos hacia otros acordes.

Esto quiere decir que vamos a deslizar un dedo desde el primer acorde hasta el segundo sin levantarlo, por ejemplo si pasamos de MI a RE o de RE7 a SOL como puedes ver aquí:

Dedo guía con índice

Dedo guía con anular

Observa bien si es posible hacer este cambio cuando te muevas de un acorde a otr. Si esto nunca lo has hecho, comienza a hacerlo, así será más fácil cambiar de acorde.

5-Descomponerlo todo

Este es quizas el tip más importante cuando nos encontramos que no podemos tocar a tiempo los cambios de acordes. Es entonces cuando debemos buscar estrategias para hacer las cosas más sencillas.

Por ejemplo, cambiar de acorde a nota o tocar los cambios sin ritmo o con figuras largas. Grábate esto a fuego en la mente: No te salen los cambios, reduce la velocidad, sigue sin salir, quita notas. En el punto 6 y 7 lo explico.

6-Cambiar de acordes a notas

Reduce la dificultad de un cambio de acorde de la siguiente manera: Digamos que tienes que cambiar de SOL a DO y no lo consigues. ¿Por qué seguir intentándolo de manera insistente si puedes descomponer el movimiento?

Veamos el ejemplo de este cambio:

Paso 1: Cambia del acorde de SOL a la nota 1 del acorde de DO (repite hasta que te salga)

Paso 2: Cambia del acorde de SOL a la nota 2 del acorde de DO (repite hasta que salga)

Paso 3: Cambia del acorde de SOL a la nota 3 del acorde de DO (repite hasta que salga)

Todo esto lo haremos despacio. RECUERDA: Nuestro cerebro no debe procesar errores y la mejor manera de evitarlo es realizando los cambios despacio y paso a paso.

7- Pensar en las similitudes de acordes

¿En que se parece un acorde que va después de otro? ¿están en el mismo traste? ¿Hay notas en común? ¿ están en el mismo traste pero en distintas cuerdas? ¿usan los mismos dedos?

Ejemplos:

El acorde de SI7 es muy parecido al de LA7 porque usa los mismos dedos, mismos trastes pero distintas cuerdas.

– El acorde de Lam es muy parecido al de Mi porque utiliza los mismos dedos, mismos trastes en distintas cuerdas.

– El acorde de La es igual al de SI pero con cejilla. Mismos dedos distinto traste.

Y así muchos ejemplos más. Busca las similitudes y los cambios serán cada vez más fluidos.

8- No alejar la mano del mástil

Cuando cambiamos de acorde algunas personas tienden a alejar demasiado la mano del mástil. ¿Para qué hacerlo? Lo que tenemos que hacer es economizar movimientos, no sirve de nada alejar la mano si luego vamos a volver. Es decir, no alejes ni mano ni dedos, cuanto más cerca del mástil y con la mano arqueada como si estuviéramos sujetando una pelota o cualquier cosa redonda mejor.

9- No tener los dedos demasiado juntos

Otro error clásico cuando hacemos un cambio es tener los dedos pegados. Los dedos siempre tienen que estar libres de ataduras, no los pegues, así te resultará más difícil cambiar de acordes.

10- No esconder dedos que vayamos a usar

Cuando estamos aprendiendo a tocar la guitarra buscamos la manera de cambiar de acordes de manera instintiva. Una de esas maneras, instintiva pero incorrecta es esconder el dedo meñique.

“No escondas el dedo meñique”- Les digo yo a mis alumnos. Muchos contestan en broma: -“Es que es tímido”. Pues que no sea tímido. Saca todos tus dedos a relucir.

11- Tocar, pensar, levantar y cambiar

A veces nos desesperamos porque queremos que los cambios de acordes nos salgan rápido y esto nos lleva a la frustración porque somos muy impacientes. Al principio los movimientos han de ser lentos y cuanto más lentos mejor y si además puedes pararte a pensar en los cambios irás por un buen camino.

Por ESO: toca un acordes, relaja la mano, piensa en cómo se van a mover los dedos de un acorde a otro, levanta y cambia muy lentamente.

Una manera útil de hacerlo es por ejemplo repitiendo los cambios unas 10 veces.

-¿10 VECES? 😥

-¡Sí!, 10 veces  🙂

En esto de la guitarra hay que ser algo insistente. No puedes cambiar de acordes y decir: “Ah, ya lo entendí”. Porque entender no es lo mismo que ejecutar. Tú no entiendes cómo conducir un automóvil, tu sabes cómo conducir uno. No caigas en esa trampa. Sé riguroso.

12-Empieza en tiempo lento y con figuras largas

Si no sabes a qué me refiero, observa este vídeo. Es justamente lo que hay que hacer pero con cambios de acordes. Es decir, con redonda tocar un acorde y después otro. Cuando este cambio salga bien, pasar a las blancas, después negras y así sucesivamente.

13-Poner y quitar

Esta es otra estrategia muy útil y necesaria para cambiar de acordes a tiempo y sin dificultad. Lo que debes hacer es tocar un acorde que te resulte difícil, quitar toda la posición, alejar la mano del mástil y volver a ponerla. La velocidad a la que lo hagas dependerá del dominio que tengas de este cambio. Es decir, si sale bien, aumenta la velocidad, si sale mal, reduce hasta que salga:

14- Tocar con los ojos cerrados o mirando hacia otro lado

A veces basta con mirar hacia otro lado para ver que no nos sabemos bien los cambios. Este es otro método que podemos seguir para mejorar la ejecución.

Cierra los ojos y coloca las notas poco a poco, mientras mantienes los ojos cerrados visualiza el acorde. Visualiza también el cambio hacia el siguiente acorde y piensa muy despacio en todo lo que hemos visto en los puntos anteriores.

Saber poner los acordes con los ojos cerrados es un paso más, ya que querrá decir que los cambios te los sabes muy bien. Eso sí, no recomiendo hacer esto si los consejos que tienes arriba no se han realizado previamente.

15-Repetir, repetir y repetir

¿Puedo insistir más? Repite mucho, pero repite bien, repite lentamente, repite pensando lo que haces, repite rápido, repite los cambios al revés, repite con blancas, con negras, repite sin mirar, repite mirando, repite cantando, repite con una canción, repite sin rasguear…

En eso consiste repetir y hay que hacerlo de distintas maneras. Así es como salen los cambios de acordes. Con estrategias variadas.

 ¿Cuál punto te ha resultado más útil? Coméntalo debajo

One Response a “Consejos para cambiar de acordes sin dificultades”
  1. losada 2 diciembre, 2017

Dejar una respuesta