Cómo aprender música ¿Cuál es el mejor método?

Cuando aprendemos algo nuevo, ya sea musical o no, hay distintas maneras de enfocar lo que comprendemos. Hay estudiantes que son más auditivos que otros, otros más visuales, otros que son táctiles y otros que necesitan entender todo analíticamente. Por eso, si quieres saber cómo aprender música tienes que tener algunas de las cualidades mencionadas.

El aprendizaje auditivo o sonoro:

Ejemplo: El acorde de Re suena así

Un aprendizaje auditivo se basa en escuchar y hablar cuando aprendemos. En muchos casos, el estudiante auditivo tiene problemas aprendiendo de manera escrita, por eso hay algunas personas que leyendo una partitura/tablatura no se aclaran.

Estos alumnos prefieren en general tener una idea de la canción antes de aprenderla y por eso suelen pedir al profesor que la toque antes.

Esto me ha pasado mucho y me sigue ocurriendo. Incluso tengo alumnos que solo me miran a mi mientras hago cambios de acordes. Estos aprenden escuchando y mirando lo que hago, es decir de manera kinestésica y auditiva.

A estos alumnos es difícil pedirles que miren la partitura mientras tocan, prefieren observar lo que está escrito.  También prefieren dirigir su mirada hacia el mástil y escucharse a sí mismo esforzándose por recordar lo que tienen que tocar.

Los aprendices auditivos, si quieren saber cómo aprender música, usarán sus habilidades de buenos oyentes para organizar la información que están recibiendo y así se procesarla mejor. Por eso también suelen cerrar los ojos o intentan memorizar antes que leer.

El aprendizaje visual

Ejemplo: El acorde de re se toca así

Si eres visual, pensarás en una partitura y verás todas las notas colocadas una encima de otras en tu mente. Verás la figura de los acordes en tu mente y tendrás claro cómo se ve ese acorde. También tendrás facilidad de leer partituras, por el contrario preferirás tocar una progresión de acordes que esté escrita.

 

En este espectro también me he encontrado con músicos y alumnos que han de tenerlo todo escrito a la perfección para luego mirarlo.

Estos alumnos o músico suelen haber ido al conservatorio y están acostumbrados a tener un papel que les diga lo que tiene que tocar. No te atrevas a darle un audio a esa persona para que se aprenda los acordes, dale los acordes escritos y hará bien su trabajo.

EL APRENDIZAJE KINESTÉSICO

Ejemplo: El acorde de Re lo siento así

Cómo aprender música desde un punto de vista kinestésico es otro aspecto importante. Si hablamos de música, esto consiste en sentir el instrumento, en recordar de manera táctil cómo es lo que has tocado. Porque cuando te imaginas aprendiendo algo lo recuerdas en tus dedos, como en el caso del acorde de re, lo recordarás en el traste 2, sentirás los dedos pisando los trastes, notando las cuerdas en tus dedos, notarás la anchura del mástil de tu guitarra y así sucesivamente.

En el aprendizaje kinestésico tiene mucho que ver la coordinación y la mecánica así como la repetición a la hora de aprende por ejemplo escalas, acordes o arpegios. Por eso es tan importante repetir mucho cuando practicamos y el mayor peligro de esto es que nos automatizamos. Por ello hay que cambiar el enfoque y la manera en que practicamos algo que ya nos sale para no aburrirnos y no estancarnos como músicos. Por ejemplo en vez de tocar una escala de arriba abajo, tocarla con patrones.

Dicho esto, el instrumento, al igual que cualquier deporte (el tenis, el baloncesto o algo como por ejemplo hacer malabares) requiere de repetición para que el cuerpo interiorice unos movimientos mecánico.

Con la repetición lo que conseguimos, en todos los ámbitos en los que se requiere una destreza, es hacer algo sin esfuerzo de manera precisa y automática. Un alumno kinestésico tiene buen desarrollo del ritmo, aprende de manera directa y le gusta aprender con cosas que le estimulen, por ejemplo tocando con más gente. Este aprendizaje es muy importante cuando tocamos un instrumento. Por ello, si quieres saber cómo aprender música de manera correcta, ten este tipo de aprendizaje presente en todo momento para usarlo a tu favor.

El aprendizaje teórico

Ejemplo: El acorde de re es un acorde triada con las notas RE FA# y LA

El último pilar importante si queremos saber cómo aprender música es el aprendizaje teórico. Este no es tan necesario como los 3 anteriores, hay grandes músicos que nunca han necesitado entender lo que tocan para hacer buena música. Este aprendizaje de manera aislada tampoco nos ayuda cuando tocamos en vivo. En la entrevista que hicimos Guthrie Govan él decía esto al respecto:

Para mí la teoría está funcionando en el fondo de mi cabeza. una vez sabes cómo suena la teoría no tienes que ser consciente mientras estás tocando.

Es decir, no pensamos en ello cuando tocamos. En los casos que sí sirve es por ejemplo cuando analizamos una partitura para comprender su estilo o los acordes que contiene.

Un aprendiz teórico y analítico tiende a querer entender todo. Estos alumnos no les vale con saber que la nota La está en el segundo espacio del pentagrama. No, ellos tienen que saber por qué es así para poder continuar tocando.

Esto tampoco es nada bueno porque frena mucho el aprendizaje. En mi caso, yo prefiero un aprendizaje inductivo antes que deductivo, esto quiere decir saber tocar algo primero y luego comprenderlo.

Cómo aprender música de verdad

Dicho esto, un equilibrio entre el aprendizaje auditivo, visual, kinestesico y teórico es lo ideal para ser un buen músico. Es decir, que si vas a tocar algo nuevo comienza a tocarlo despacio sintiendo los movimientos que hacen tus dedos (kinestesia). Mira tus dedos si ves que algo suena mal (visual), para comprobar que lo que estás tocando es lo correcto mirando la partitura (teórico). Toca un compás, cierra los ojos y escucha cómo suena (auditivo).

Todo este proceso mental no sucede en orden, son distintos mecanismos que utilizamos mientras vamos avanzando en la partitura/tablatura de manera consciente y efectiva para luego interiorizar nuestros movimientos y tener la nueva canción en nuestras manos.

Imagen destacada: Wikipedia.org

Escribir una respuesta