¿ Por qué no progreso en la guitarra? Aquí las razones

Cuántas veces no he escuchado yo estas palabras. Alguien me escribe, me pregunta y me dice: “¿Por qué no progreso en la guitarra? llevo tocando algún tiempo y me da la sensación de que no sé nada”. Tranquilo, esto nos pasa a todos al principio. Aquí debajo tienes algunas respuestas que te harán reflexionar sobre por qué no estás avanzando nada con tu instrumento.

1- No eres constante

La constancia es una de las cosas más importantes a la hora de aprender a tocar la guitarra. Si no tienes una rutina de repetir cada determinado tiempo tu hábito de tocar, al igual que tienes tu hábito de desayunar no avanzarás. Esta rutina puede ser cada dos días media hora, cada día 1 hora, cada día 15 minutos, etc. Pero que sea constante.

Obviamente no somos máquinas y hay días en los que parece imposible ponerse a tocar la guitarra ya que tenemos nuestras obligaciones. No obstante tienes que intentar ser persistente con lo que haces y si puede ser a la misma hora mejor. Por eso, cuando tocar la guitarra sea un hábito más en tu vida y lo veas como algo normal comenzarás a notar una importante mejoría.

2- Te distraes con facilidad

Digamos que te sientas a tocar la guitarra, los 5 primeros minutos te concentras bien pero pasas la barrera y empiezas a divagar, a pensar en la comida que tienes que hacer, en poner la lavadora, en ir al banco, en ir al supermercado, en la película que viste la noche anterior, en tus problemas…NO.

Cuando estás tocando y practicando tienes que abstraerte de todo, poner todos tus cinco sentidos en lo que sientes, en lo que ves y en lo que escuchas. Es verdad que somos humanos y a veces podemos tener días que no estemos atentos, no obstante haz el esfuerzo y no te distraigas.

Una buena manera de hacerlo es repartir tu momento de práctica en pequeñas dosis por ejemplo si estás practicando 3 canciones y solo tienes media hora, dedica los 5 primeros minutos a calentar con algún ejercicio y otros 10 minutos para cada canción.

También tienes que ser inteligente y pensar que si estás motivado con una canción concreta dedica todo el tiempo a lo que te guste. Eso sí, si ya la sabes tocar de arriba a abajo haz algo distinto.

3- No acabas lo que has empezado

Lo último que he dicho en el párrafo del punto anterior es muy importante y esta relacionado con este. ¡Acaba lo que has empezado! Eso sí, si ves que la canción te supera es porque la has elegido mal y es demasiado difícil.  Pero en general, si has buscado alguna canción fácil para tocar en la guitarra y empiezas a tocarla y nunca la terminas lo estás haciendo mal (Y terminarla me refiero a saberla tocar bien toda).

Por eso, no dejes las canciones a medias, tienes que ir formando tu repertorio y cuanto más extenso mejor.

4- No tienes tu espacio para ensayar


Yo he dado clases particulares en casas en las que algunos alumnos estudian y practican en el comedor de la casa, con el ruido de la tele de fondo, con familiares hablando por teléfono, con el ruido de la lavadora, etc. Esto es lo peor que puede pasar.

Elige el rincón más apartado de la casa y enciérrate, dile a los miembros de tu familia que vas a tocar la guitarra un poquito y que te dejen un rato a solas. Si no puedes estar a solas porque eres madre o padre y tienes que estar con tu niñ@, aprovecha los ratos en los que tus hijos estén más bajos de energía y cansados para poder tocar la guitarra. Busca el tiempo y el espacio y así no dirás la temida frase: “no progreso en la guitarra

5- No estás aprendiendo de manera progresiva

Esta cuestión ya la he comentado con más profundidad en este post. Pero en rasgos generales a veces tendemos a practicar canciones que nos superan, por ejemplo comenzar a tocar la guitarra desde el primer día aprendiendo una canción que tiene el acorde de FA con cejilla. Esto es un error grave que tienes que evitar, intenta llevar un plan de practica, ya sea con un libro o con algún curso de guitarra.

La casa no se construye por el tejado, el conocimiento se construye bloque a bloque, paso a paso.

 6- No vas a clase de guitarra

Esto no es necesario porque se puede aprender a tocar la guitarra siendo autodidacta, pero en algunos casos hay gente que necesita un guía, una persona que les diga lo que tienen que practicar y que además les corrija. Si eres una de estas personas apúntate a clases de guitarra. Eso sí, no pierdas el tiempo con personas que no enseñan bien. Si no te gusta cómo lo explica o cómo lo hace no continúes, a todos no nos gusta el mismo profesor.

7- No estás motivado

¿Te han regalado una guitarra y has querido aprender a tocar? ¿te sientas a tocar y piensas que pierdes el tiempo? ¿te sigues diciendo a ti mismo “no progreso en la guitarra“? Pues deja de tocar y no sigas. Suena cruel y desalentador decirlo pero a todos no nos gusta lo mismo, quizás la música no sea lo tuyo, busca otra afición u otro instrumento si la guitarra no te llama la atención.

La motivación es esencial, tienes que tener ganas, aunque sean pocas, porque este será el motor que te empuje a seguir en los momentos difíciles, por ejemplo cuando toques cosas que no te gusten porque es necesario para desarrollar una técnica o cuando no quieras seguir porque te has cansado.

Las personas motivadas pueden odiar el instrumento un día o dos y decir: qué pereza tocar ahora. Pero recapacitan al tercer día y piensan: voy a intentar otra vez lo que estaba haciendo.

8- Tu guitarra no es la adecuada

A menudo nos compramos guitarras que quizás no sean las adecuadas para nosotros. Por ejemplo alguna guitarra barata que hayas visto y que se desafine con facilidad o por ejemplo una guitarra acústica con las cuerdas demasiado separadas del mástil (acción alta). En este último caso, el aprendizaje con este tipo de guitarras puede ser muy laborioso ya que no te van a sonar las notas que toques y necesitarás muchas más fuerza para conseguir un sonido limpio.

Esto quizás lleve también a dolores en las articulaciones, en los dedos e incluso en la muñeca. Así que ten cuidado cuando te decidas por una guitarra acústica que no sea de muy buena calidad porque puede que  sigas diciendo “no progreso en la guitarra” y avances a pasos de tortuga hasta que consigas tener la fuerza suficiente para hacerla sonar.

9- Tocas demasiado rápido

El problema de pensar  “no progreso en la guitarra” va ligado a que a veces tocamos muy rápido y mal. Es decir, vamos tocando la canción que estamos aprendiendo a una velocidad excesiva pero parándonos cada rato. Recuerda: Si no sale despacio (lo más despacio que puedas) no te va a salir rápido NUNCA. Bueno, tal vez sí, pero tardarás más y esto tiene que ver con el punto siguiente.

10- No piensas en lo que estás haciendo

Cuando vamos despacio, como decía antes, tu cerebro tiene tiempo para procesar toda la información que está intentando asimilar. Si no es el caso, aprenderemos a tocar pero no lo bien que quisiéramos.

Por eso, baja el ritmo, toca despacio y piensa. Toca un trozo de la canción y piensa en lo que has hecho, cuando un trozo pequeño ya suene, toca el siguiente trozo y cuando el trozo nº2 ya suene junta el 1 y el 2. Y así vas construyendo la canción poco a poco. Prueba esta táctica y dejarás de decirte a ti mismo “no progreso en la guitarra”.

11- No repites

En la práctica la repetición es esencial y cuando no repetimos no asimilamos. Es importante repetir, tanto la canción entera como las demás partes más pequeñas. Repite rápido, repite despacio, repite mirando el mástil, repite mirando la partitura, etc. Pero más importante aún: repite bien.  Si repites mal, es decir, con un ritmo que no es el correcto o demasiado rápido lo vas a aprender…mal.

12- No tienes paciencia

Este es el último punto pero no el menos importante. Tienes que tener paciencia contigo mismo para no decirte a ti mismo “no progreso en la guitarra”. Todo proceso artístico lleva su tiempo de adquirir. Incluso en otras áreas de la vida, por ejemplo cuando empiezas a trabajar en un sitio nuevo te tienes que habituar a nuevas maneras de hacer las cosas.

Por eso no seas duro contigo mismo y deja de decir “no progreso en la guitarra. Porque nuestro instrumento puede llegar a ser un cuerpo extraño que hay que domesticar. Piensa en algo que no se te dé bien y reflexiona. En mi caso yo por ejemplo no sé patinar y si me pusiera a patinar ahora lo haría mal, ¿pero si lo hago durante un mes seguido todos los días que crees que pasará? ¿Y si me rindo el primer día por falta de paciencia?

Y otra reflexión, veamos lo que dice el diccionario de la rae acerca de la palabra “aprender”:

Adquirir el conocimiento de algo por medio del estudio de la experiencia

Dicho esto, estudio es algo necesario aunque nos suene a obligación y la experiencia la consigues también mediante el estudio. Así que, anímate y sigue adelante.

2 Responses to “¿ Por qué no progreso en la guitarra? Aquí las razones”
  1. Maria 16 febrero, 2018
  2. Jorge Leon 24 junio, 2018

Escribir una respuesta