Tips para ser mejor guitarrista (entrevista a Toni Cotolí)

En esta entrada de hoy te presento una entrevista con un guitarrista, interprete y profesor de guitarra con el que tuve la oportunidad de hablar. Aquí hablamos de algunos tips para ser mejor guitarrista, de su trayectoria y de su nuevo CD Rock Road.

Algunos de los consejos que hay aquí te podrán servir de inspiración para seguir avanzando y progresando en la guitarra. Veamos ahora algunos de los tips para ser mejor guitarrista que podemos sacar de esta entrevista y que puedes aplicar a tu aprendizaje:

  • Tienes que querer aprender siempre más
  • El trabajo, las ganas y la dedicación es algo importante para seguir aprendiendo
  • Si te decides por hacer adaptaciones para guitarra, practica con la versión original para captar la esencia y los matices
  • Es importante tener un repertorio
  • Si te lesionas, busca a un profesional que haya tratado a músicos o a deportistas
  • Busca a guitarristas con mucha experiencia, un buen profesor que te enseñe. Aprenderás más rápido y mejor
  • Toca el estilo que te guste y lo que te haga feliz
  • Cuando estás aprendiendo necesitas un mínimo de repeticiones pero de calidad
  • Tocar la guitarra no es poner una posición y esperar que suene
  • Hay que jugar con la música
  • Cuando hablas has de mantener la atención del oyente con matices. Con la música pasa lo mismo.

Lee la entrevista completa para comprender mejor estos puntos

Toni, tienes una larga trayectoria y un amplio currículum. Has estudiado aquí en Valencia, en Barcelona, en Alemania y en Cáceres, Has recibido diferentes premios, entre los que destacan el Premio Fin de Grado Medio, Premio de Honor Fin de Carrera, además del Premio Euterpe de la música 2002 de la Comunidad Valenciana.

Sí, así es, ese es mi currículum clásico pero yo empecé tocando Heavy Metal y rock.

Empecé primero con 9 años tocando el clarinete en una banda de música y a los 16 años empecé con la eléctrica con las partituras de Metallica y de otras bandas. He teloneado a Extremoduro, a Barón Rojo, Platero y Tú, la Polla Records, he grabado discos de rock. Pero todo esto en la etapa de los 18 a los 22 años.

Ya a los 18 años entré en el conservatorio, porque quería aprender más. Poco a poco me fui metiendo en lo clásico que es todo ese currículum que comentas.

Según la trayectoria que has tenido, ¿cuál es el porcentaje entre trabajo y talento?

Ha de haber talento pero trabajo sobre todo. Yo llevaba un diario durante muchos años en el que me apuntaba cada día lo que estudiaba, las horas que tocaba y el trabajo que hacía.

Además estuve tocando de 9 a 9 todos los días durante muchísimos años, y durante un año dejaba de tocar como máximo un día. Esto lo han hecho otros grandes maestros como Ricardo Gallén cuando era niño.

Cuando eres niño, tienes la capacidad de absorber muchas cosas. De mayor hay algunas limitaciones como que los dedos no tienen la misma flexibilidad. Por eso he notado cosas que me han costado y me siguen costando como por ejemplo los picados aunque ya me van saliendo.

El concierto de Aranjuez, que lo tocaré en noviembre, por ponerte un ejemplo,  tiene unas escalas endiabladas, una gran velocidad, una combinación de arpegios con escalas de una manera muy rápida. Musicalmente no es complejo, pero técnicamente es exigente.

Yo he entrevistado a David Russell, a Manuel Barrueco, a John Williams y he hablado con otros grandes maestros y todos coinciden en lo mismo: Cada etapa en la vida es distinta. Si eres mayor y vives de esto no puedes estar todo el día estudiando.

En definitiva, he estudiado y trabajado mucho porque es lo que me ha gustado. En algunos momentos tienes que apretar para avanzar en algo que no te sale pero no con la intensidad de cuando eras joven.

Has editado recientemente un CD que se titula “Rock Road” con versiones de temas  míticos como Bohemian Rhapsody, The Trooper o November Rain además de temas actuales. ¿Cuál crees que ha sido el tema más difícil de adaptar a la guitarra solista?

Suelo hacer arreglos habitualmente para mis alumnos de canciones actuales. Y ellos siempre me han dicho que por qué no grababa algo de Rock…Así que un día me lié y empecé. Y el resultado es este trabajo. Rock Road es un mix entre temas de mi época y canciones de ahora.

Escucha  Rock Road aquí

Respecto a lo del tema más difícil, Bohemian Rhapsody es una pasada, luego el solo de The Trooper en concreto también es complicado. Para hacer los arreglos me he basado en muchas fuentes.

En Alemania por ejemplo conocí a Thomas Zwijsen, que tiene varios discos con canciones de Iron Maiden, y estuve tocando con él. Precisamente la de The Trooper, que tocamos los dos improvisando.

Esta canción la cambié de tono por cuestiones de sonoridad. Si la tocas por ejemplo en la tonalidad original la guitarra pierde armónicos al meter una cejilla muy alta.

Las canciones las he estudiado con la versión original para captar la esencia y los matices, pero si a la guitarra clásica le viene mejor otro tono la cambiaba al tono que yo quería y lo tocaba por encima.

Entonces la de The Trooper la he dejado en La menor en vez de Mi menor y he respetado al máximo la versión original. Hay otros guitarristas que introducen modificaciones en los covers como armonías de 7as o 9as, que quedan muy bonitas, pero que cambian por completo la canción.

Yo he buscado y mirado lo que hacen otros músicos para no partir de cero y luego he trabajado sobre las canciones originales. ¡Porque sino el trabajo sería inmenso!

Es como si tuvieses que volver a descubrir la ley de Newton…no avanzaría la humanidad. En la universidad te enseñan todas las leyes físicas, todos los avances que hay y luego sobre eso empiezas a trabajar.

¿Cómo te preparas para grabar en estudio o para tocar en un concierto?

Los últimos discos los he grabado poco a poco. Con este disco he estado un año y medio. Voy eligiendo canciones, busco arreglos de piano, partituras para orquesta, para guitarra, etc. Y una vez la tengo, la pruebo en concierto para ver si funciona bien. Cuando ya está todo eso, voy al estudio y grabo las canciones que tenga preparadas en ese momento. Cuando ya las tengo grabadas voy a por la siguientes.

Respecto a la preparación de un concierto, ahora es muy diferente a cuando era estudiante. Ahora tengo un repertorio que llevo tocando años, que voy variando poco a poco.  Puedo llegar a un sitio y sin calentar puedo dar un concierto, porque ya lo tengo muy rodado, memorizado, sé las notas que toco, la armonía y si se me va algo puedo “improvisar”.

Pero hace muchos años tuve mi problema de estrés en el escenario que tuve que solucionar leyendo libros, yendo al psicólogo, tuve que solucionar tema de lesiones. Al final, de las cosas malas aprendes y cuando las superas eres mejor músico y mejor persona.

Ahora que comentas el tema de las lesiones. Tú has sufrido una tendinitis aguda y una atrofia de los músculos del brazo. ¿Cómo se supera una lesión?

Yo he tenido dos lesiones graves, y luego he tenido algunos problemas puntuales que no me han impedido tocar. La mayoría de músicos tenemos patologías relacionadas con la repetición de movimientos.

El problema es que si eres futbolista tienes fisioterapeuta y médicos que te tratan y te previenen y aunque seas Cristiano Ronaldo no pasa nada si te lesionas. Pero si eres músico y te lesionas, es como que te tienes que esconder, o callártelo, como si fueses mal músico por haberte lesionado.

Cuando yo me lesioné no sabía qué hacer porque no hay muchos sitios especializados. El médico de cabecera no sabe qué hacer contigo, te da pastillas que no te hacen nada. Si vas a un traumatólogo posiblemente te dé una solución que tampoco sea la adecuada.

Es decir, no hay herramientas en la sanidad convencional. Por eso hay que buscar gente que entienda; Normalmente es gente que trabaja con deportistas porque en verdad somos deportistas de élite.

Yo tuve la suerte de salir de la lesión gracias a mi hermana que estaba acabando la carrera de fisioterapia y a un amigo suyo que trabajaba con futbolistas del Valencia. Mi cuñado también es fisioterapeuta y ha estudiado música y todos ellos han estado trabajando conmigo.

Al final, todas estas experiencias hacen que aprendas a buscar unos mecanismos y tratamientos para prevenir lesiones. A raíz de eso hemos hecho algunos cursos para intentar ayudar a los músicos.

Ahora te quiero preguntar por la motivación . ¿tú nunca has tenido problemas de motivación de motivación verdad?

No (risas). Al revés, tengo tanta motivación que a veces no sé por dónde empezar. Tengo un listado de tantas cosas que quiero tocar que al final estoy saturado. A mi me encanta la música y en la guitarra tenemos la suerte de poder tocar un montón de estilos diferentes.

 ¿qué cosas podría hacer una persona que comienza a tocar la guitarra para sacarle el máximo partido al instrumento?

Para mi el máximo partido ha sido, durante muchos años levantarme a las 4:30 de la mañana para irme en tren a Barcelona a estudiar guitarra. A las 5 ó 6 de la tarde ya estaba de vuelta en Valencia. Esto durante casi cinco años.

Luego me fui a vivir a Alemania  y al volver seguí haciendo lo mismo durante un año y medio con Ricardo Gallén en Barcelona y luego en Cáceres, donde hizo un máster. Estuve tres años yendo, me hice 200.000 km.

Yo me iba personalmente a buscar a los buenos porque quería aprender. Por eso hay que buscar a gente con mucha experiencia y que toque muy bien.

Yo me iba personalmente a buscar a los buenos porque quería aprender. Por eso, hay que buscar a gente con mucha experiencia y que toque muy bien. Porque el trabajo que hagas, sea diez horas o media hora va a ser mayor porque esa persona te va a dar los trucos y las claves para ir más rápido. Sino vas dando tumbos.

Entonces, primer consejo: busca un buen profesor. Luego cuando toques la guitarra, estar concentrado. Además de eso, estar motivado y tocar el estilo que te guste porque no tiene sentido hacerte tres cursos de clásico pero en verdad querer tocar jazz o rock. Vas a tocar lo que te guste y lo que te haga feliz.

Un buen trabajo, un buen profesor y el estilo que te guste. Eso funciona.

¿Qué problemas encuentras o has encontrado en alumnos principiantes? ¿Y qué consejos prácticos sueles dar respecto a este tema?

Cada alumno es un mundo, hay alumnos que tienen facilidad para unas cosas. No sabría generalizar. A algunos alumnos el ritmo no les sale bien, hay otros que tienen problemas con la lectura, otros con memorizar. Cada persona es diferente. Eso es lo bueno de las clases personalizadas.

Has sido colaborador en la famosa revista Guitarra Total durante 7 años ¿Cómo crees que podemos medir nuestro progreso siendo autodidactas? ¿Qué recomendaciones darías a alguien que tiene poco tiempo para tocar?

El progreso se nota cuando dejas de tocar de repente algo y al cabo del tiempo lo vuelves a tocar y ya te sale sin practicarlo.

Mi planteamiento era estudiarme un repertorio, o unos problemas técnicos que tenía que trabajar, escalas, arpegios, etc., y los iba cambiando para no aburrirme. Iba apuntando todo para saber lo que estaba haciendo.

Cuando el repertorio ya te lo sabes es cuando ya has visto que has avanzado. Yo tengo alumnos que practican muy poco y lo que a unos les cuesta un mes a otros les cuesta un año.

Tocar la guitarra al final es como ir en bicicleta, no piensas: pedaleo con una pierna y luego con la otra. ¿Por qué  los futbolistas practican tirando a la portería por encima de la barrera trescientas veces cada día?

Porque cuando estás aprendiendo un movimiento, necesitas un número de repeticiones mínimas y cuanto más complejo es el movimiento tardas más. Pero repeticiones de calidad, para copiar el movimiento y grabarlo en tu cerebelo, que es donde grabas los movimientos de los músculos de tu cuerpo.

Si practicas muy poco y mal, aprendes esos movimientos con vicios que luego tendremos que volver a regrabar o aprender para poder mejorar y avanzar de una manera no funcionales. No somos como un ordenador que podemos borrar un archivo y hacer otro.

Lo que hay que hacer es regrabar el movimiento y regrabar encima cuesta más todavía porque has de volver a repetir más veces con mejor calidad el nuevo movimiento que borre al anterior y ese es el problema.

Si al final para hacer algo necesitas 10 horas pues esas diez horas las haces en cinco días o en un mes, depende. Si un día haces muy pocas repeticiones al día siguiente partes de cero. Si un día haces más, con calidad y bien hechas, al día siguiente ya tienes algo.

¿Y qué pasos sigues para solucionar tus problemas o dificultades en la guitarra? Un pasaje difícil, un compás que se estanca, etc.

Si tuviésemos una guitarra te lo demostraba (risas). Hay diferentes tipos de problemas. Para mi uno de los más difíciles es el de la velocidad.

Te voy a poner un ejemplo. Digamos que quieres hacer unas notas a corcheas y que suenen todas igual, y el resultado no es el esperado… Esto es debido a que tu mente quiere conseguir un determinado sonido con unos movimientos pero esos movimientos no van bien sincronizados.

Lo que has de hacer es aprender a cambiar los pesos y las inercias de otra manera para que ya funcione. El problema que tenemos los guitarristas es que ponemos una posición, metemos fuerza y ya esperamos que suene. No, tienes que darle unos impulsos a los dedos.

Y cuando algo no sale hay que jugar con la música. Cambiando el ritmo de los pasajes, tocándolos atresillados, cambiando todos los acentos, todo lo que se te ocurra. Yo primero lo canto para mentalmente saber cómo quiero que suene, no que los dedos hagan lo que quieran.

Es decir, cambiamos un pasaje, lo tocamos de todas las maneras posibles para controlar tu musculatura y luego lo volvemos a tocar normal y todas las notas ya estarán en su sitio. Luego lo practicas y en cinco o diez minutos te sale algo que no te salía antes.

Tocar un instrumento es controlar movimientos muy sutiles para producir un resultado sonoro y esos movimientos sutiles es lo que hay que aprender a hacer. También, por supuesto, teniendo claro el concepto de la música y de las articulaciones.

Por ejemplo, cuando estás hablando tienes que hacer unas pausas, unos matices para mantener la atención del oyente o para que se entienda lo que estás diciendo. La música es igual. Eso luego se traslada a las manos para facilitar la ejecución y para que suene fluido.

Estas ideas son importantes en problemas concretos. Pero has de entender música. Por ejemplo que una apoyatura es más fuerte que la resolución, o que la primera nota en los ligados es más fuerte y la segunda un poco más débil y más corta. Eso lo dicen los métodos de piano. ¿Por qué los de guitarra no?

Hay cosas musicales que la mayoría de músicos saben y los guitarristas a veces no sabemos.  En definitiva, hay que saber cómo suena la música y luego aplicarlo a tu cuerpo, cómo se ha de mover.

Muchas gracias por esta entrevista Toni

Como ves en esta entrevista hemos visto algunos tips para ser mejor guitarrista. Si la has leído entera es buena idea que apliques en tu día a día algunos de los consejos de este gran profesional.  Si quieres saber más sobre Toni Cotolí puedes visitar su canal de Youtube y su página web.

 

Escribir una respuesta