fbpx
Guitarra sin límites
6 malos hábitos cuando aprendemos guitarra

6 Malos hábitos a evitar cuando aprendemos guitarra

En esta entrada te quiero hablar de algunos malos hábitos que puedes evitar cuando aprendas a tocar la guitarra. Estos son algunos de los que considero que puedes quitarte de encima.

1- No tener preparado un sitio para tocar la guitarra

Tener preparado un espacio dónde practicar la guitarra es importantísimo si queremos progresar ya que este pequeño detalle te hará tener en cuenta el instrumento.

Si en cambio tienes la guitarra guardada en la funda o en el armario acabarás olvidándote de ella a no ser de que estés muy motivado.

Por esta razón, prepara una habitación o un pequeño rincón de tu casa para tener tu espacio y así poder dedicarle el tiempo necesario a la práctica del instrumento.

2- No tener una rutina de práctica

Mucho se ha hablado en este blog de la rutina de práctica pero no es mala idea recordarlo. Si tienes una estructura clara de lo que vas a hacer antes de practicar la guitarra tendrás más tiempo para tocar el instrumento.

Si en cambio decides que vas practicar y no sabes por dónde comenzar perderás el rumbo y terminarás pensando en lo que vas a comer al día siguiente.

Por eso, define una estrategia y decide el tiempo que vas a dedicarle al instrumento (5, 10, 20 minutos serán suficientes si apenas comienzas) Empieza por el calentamiento (puedes calentar con estas rutinas de aquí o con los ejercicios de imitación que recomiendo por aquí.)

Después repasa lo que hayas visto en días anteriores y finalmente comienza a aprender despacio los nuevos fragmentos de la canción que estés practicando.

Para más información sobre una rutina de práctica completa puedes visitar este post.

3- No reducir la velocidad

Un hábito muy común entre algunos guitarristas que apenas comienzan a tocar la guitarra es tocar rápido la parte de la canción que ya conocen y cuando llegan al fragmento que aún no han asimilado disminuyen la velocidad drásticamente.

Por ello, recomiendo que toques todo a una velocidad que sirva de unión entre lo que ya te sabes y lo nuevo que aún no te sabes para así pasar de un fragmento a otro con mayor fluidez y asimilándolo más rápido y mejor.

4- No practicar por secciones

Por otra parte, tenemos el mal hábito de no practicar por fragmentos o secciones. Cuando hablamos de secciones podemos incluir pentagramas, compases o frases que tenga la pieza.

Es importante que no caigas en la trampa de tocar todo de pies a cabeza y decirte a ti mismo que ya te lo sabes cuando en verdad no es así. Tú mismo debes conseguir ser exigente con lo que haces si de verdad quieres aprender correctamente.

5- No fijarse en los detalles

No fijarse en los detalles de la partitura o del vídeo que estás viendo es algo común. Cuando tocamos la guitarra hay mucha información que entra en juego y esto me recuerda a este vídeo de aquí:

Es decir, hay tantas cosas en las que fijarse que al final nos olvidamos de otras. Por eso es importante tener paciencia y observar con lupa lo que sucede: mirar la digitación de los dedos, las notas que aparecen, el ritmo, la tonalidad, el ángulo de la mano, los matices de intensidad, y sobre todo, lo que dice el profesor.

6- No practicar nada

De este mal hábito no hay mucho qué decir. No practicar no es un problema realmente ya que si no te interesa la guitarra no practicas y ya está. El problema viene cuando alguien dice que es difícil tocar la guitarra y no practica nada.

¿crees que puedes decir que no sabes tocar, que eres torpe o que aquel profesor no explica bien o que en aquel vídeo no explican bien si solo tocas 5 minutos a la semana mientras estás tumbado en el sofá viendo una película?

Yo pienso que primero tienes que darlo todo y después decidir si de verdad es imposible tocar la guitarra. En definitiva, intenta borrar estos hábitos si tienes alguno y sigue tocando y practicando.

Felipe Muñoz

Guitarrista, Profesor de Guitarra, Licenciado en Filología Inglesa y apasionado por la música y el mundo de la guitarra.

4 comentarios

Clases presenciales

¡Hola! Si vives en Valencia y quieres clases individuales y personalizadas puedes consultar toda la información aquí